No Pierda La Bendición – Viviendo En Los Mas Altos Lugares

Luego, estando cerca del río Ahava, proclamé un ayuno para que nos humilláramos ante nuestro Dios y le pidiéramos que nos acompañara durante el camino, a nosotros, a nuestros hijos y nuestras posesiones. Esdras 8:21
Pr. Joaquim Costa Junior
30 de Octubre del 2011