Ebenezer – El principio de la adoración: “espejos”

“Por tanto, nosotros todos, mirando con el rostro descubierto y reflejando como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en su misma imagen, por la acción del Espíritu del Señor.” 2 Corintios 3:18
Pr. Joaquim Costa Junior
12 de julio de 2009